cabecera

Más de 75 panorámicas de Gipuzkoa en 4 subcategorías


Donostia
 
 
 
Donostia
 
   
 
Bahía desde Igeldo
Donostia


Bahía desde Miramar
Donostia


Playa de la Zurriola
Donostia


Puerto y Bahía
Donostia

Puente de la Zurriola
Donostia
Bahía desde el Náutico
Donostia
   
Bahía desde la playa
Donostia


Galerna bajo el monte Igeldo
Donostia


Puente Santa Catalina
Donostia


   
 
Río Urumea
Donostia


Bahía desde La Perla
Donostia
Peine del viento
Donostia


 
   
 
Barrio de Gros
Donostia


Puente Santa Catalina
Donostia
Náutico
Donostia
 
 
Highslide JS
Highslide JS
 
 
Bahía de la Concha
Donostia


Oleaje en el Paseo Nuevo
Donostia
Náutico
Donostia
 
 
Highslide JS
Highslide JS
   
 
Náutico
Donostia
Oteiza
Donostia
   
         
         
Ayuntamiento

Isla y monte Igeldo

Ayuntamiento

 



 

Ref: pa_gi_47
_
Valle rural junto al Aizkorri - Goierri

En las faldas de la sierra de Aizkorri se encuentran pequeños valles verdes y frescos donde pastan los animales y reina la tranquilidad rural del interior gipuzkoano, como éste, que todavía recibe el agua del deshielo de la última y reciente nevada en la sierra de la que aún se pueden ven restos en la parte superior de la misma.

Ref: pa_gi_40
_
Bahía de la Concha desde el monte Igeldo - Donostia

Donostia es una ciudad de cine, y no sólo por su prestigioso festival, sino también por el singular escenario natural que la rodea. La bahía de la Concha, con su dorada playa, su isla Santa Clara, y los dos montes que la custodian, Urgul e Igeldo, que sirven además para enmarcar a todo este mágico conjunto, tiene su contrapunto en una capital elegante y pensada para disfrutar. Ya en el año 1845, la Reina Isabel II eligió “La Bella Easo” para pasar el verano y disfrutar de los saludables baños de mar.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_41
_
Bahía de la Concha desde Miramar - Donostia

Highslide JS
Versión recortada
Ref: pa_gi_41_rec
Donostia es una ciudad de cine, y no sólo por su prestigioso festival, sino también por el singular escenario natural que la rodea. La bahía de la Concha, con su dorada playa, su isla Santa Clara, y los dos montes que la custodian, Urgul e Igeldo, que sirven además para enmarcar a todo este mágico conjunto, tiene su contrapunto en una capital elegante y pensada para disfrutar. Ya en el año 1845, la Reina Isabel II eligió “La Bella Easo” para pasar el verano y disfrutar de los saludables baños de mar.

Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_39
_
Playa de la Zurriola y Kursaal - Donostia

Highslide JS
Versión recortada
Ref: pa_gi_39_rec
Donostia es una ciudad de cine, y no sólo por su prestigioso festival, sino también por el singular escenario natural que la rodea. La bahía de la Concha, con su dorada playa, su isla Santa Clara, y los dos montes que la custodian, Urgul e Igeldo, que sirven además para enmarcar a todo este mágico conjunto, tiene su contrapunto en una capital elegante y pensada para disfrutar. Ya en el año 1845, la Reina Isabel II eligió “La Bella Easo” para pasar el verano y disfrutar de los saludables baños de mar.

Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_21
_
Puerto y bahía de la Concha - Donostia

Donostia es una ciudad de cine, y no sólo por su prestigioso festival, sino también por el singular escenario natural que la rodea. La bahía de la Concha, con su dorada playa, su isla Santa Clara, y los dos montes que la custodian, Urgul e Igeldo, que sirven además para enmarcar a todo este mágico conjunto, tiene su contrapunto en una capital elegante y pensada para disfrutar. Ya en el año 1845, la Reina Isabel II eligió “La Bella Easo” para pasar el verano y disfrutar de los saludables baños de mar.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_42
_
Puente de la Zurriola - Donostia

De los diversos puentes que salvan el cauce del río Urumea en Donostia, el primero junto a la desembocadura es el de La Zurriola, el cual enlaza el centro de la ciudad con la playa del mismo nombre y el barrio de Gros. Tras cruzar el puente nos topamos con los impresionantes cubos futuristas que el arquitecto navarro Rafael Moneo diseñó para albergar el Palacio de Congresos Kursaal.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_44
_
Bahía desde el Náutico - Donostia

Donostia es una ciudad de cine, y no sólo por su prestigioso festival, sino también por el singular escenario natural que la rodea. La bahía de la Concha, con su dorada playa, su isla Santa Clara, y los dos montes que la custodian, Urgul e Igeldo, que sirven además para enmarcar a todo este mágico conjunto, tiene su contrapunto en una capital elegante y pensada para disfrutar. Ya en el año 1845, la Reina Isabel II eligió “La Bella Easo” para pasar el verano y disfrutar de los saludables baños de mar.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_50
_
Galerna bajo el monte Igeldo - Donostia

Entre la primavera y el otoño, el fenómeno meteorológico conocido como "galerna" suele hacer acto de presencia en la costa cantábrica y normalmente de forma sorpresiva. Aparece al final del día y casi siempre tras un día sin muchas nubes en el cielo. De repente, la dirección del viento cambia súbitamente a norte-noroeste, la temperatura desciende unos 12 grados en pocos minutos, la humedad relativa aumenta hasta casi el 100% y se levanta un fuerte viento mientras una masa nubosa proveniente del mar cubre la costa sin dejar precipitaciones ni adentrándose demasiado tierra adentro. En la fotografía pueden verse los estratos bajos y bruma de una pequeña galerna al cambiar la dirección del viento sobre la ciudad de Donostia.

Ref: pa_gi_46
_
Bahía desde la playa de la Concha - Donostia

Highslide JS
Versión Blanco y Negro
Ref: pa_gi_46_ByN
Donostia es una ciudad de cine, y no sólo por su prestigioso festival, sino también por el singular escenario natural que la rodea. La bahía de la Concha, con su dorada playa, su isla Santa Clara, y los dos montes que la custodian, Urgul e Igeldo, que sirven además para enmarcar a todo este mágico conjunto, tiene su contrapunto en una capital elegante y pensada para disfrutar. Ya en el año 1845, la Reina Isabel II eligió “La Bella Easo” para pasar el verano y disfrutar de los saludables baños de mar.

Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_41_rec
_
Ref: pa_gi_39_rec
_
Ref: pa_gi_46_ByN
_
Ref: pa_gi_52
_
Puente Santa Catalina - Donostia

En el siglo XIV ya hay referencias de la existencia de un puente de madera que unía por aquí las dos márgenes del río Urumea, dicho puente era parte del camino que se debía utilizar para ir a Francia. Después de muchas transformaciones, este sobrio y robusto puente de Santa Catalina, situado entre los puentes de La Zurriola y de Maria Cristina, sigue siendo la principal vía de tránsito entre ambas orillas.

Ref: pa_gi_51
_
Río Urumea y puente de La Zurriola - Donostia

Highslide JS
Versión Recortada
Ref: pa_gi_51_rec
Las aguas del río Urumea recorren los últimos metros de su cauce antes de desembocar en el mar cantábrico. Este último sprint se realiza escoltado por los bellos edificios del centro de la ciudad Donostiarra, hasta que una vez superado el puente de la Zurriola, que a modo de Meta indica el final del trayecto, sus aguas descansen por un tiempo hasta que un nuevo ciclo tenga lugar.

Ref: pa_gi_51_rec
Ref: pa_gi_58
_
Bahía de la Cocha desde La Perla - Donostia

La bahía vista desde el edificio de "La Perla". Este emblemático edificio de la ciudad se situa en pleno centro de la bahía, en la playa de "La Concha" junto al paseo. Actualmente acoge un restaurante así como un centro de talasoterapia de los más modernos de europa. En temporada de verano, se instalan toldos y sillas en algunas partes de la playa que se repliegan al finalizar la jornada como se puede ver en la fotografía.

Ref: pa_gi_01
No está en venta
_
Puente de la Zurriola - Donostia

De los diversos puentes que salvan el cauce del río Urumea en Donostia, el primero junto a la desembocadura es el de La Zurriola, el cual enlaza el centro de la ciudad con la playa del mismo nombre y el barrio de Gros. Tras cruzar el puente nos topamos con los impresionantes cubos futuristas que el arquitecto navarro Rafael Moneo diseñó para albergar el Palacio de Congresos Kursaal.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_02
No está en venta
_
Puente Santa Catalina - Donostia

En el siglo XIV ya hay referencias de la existencia de un puente de madera que unía por aquí las dos márgenes del río Urumea, dicho puente era parte del camino que se debía utilizar para ir a Francia. Después de muchas transformaciones, este sobrio y robusto puente de Santa Catalina, situado entre los puentes de La Zurriola y de Maria Cristina, sigue siendo la principal vía de tránsito entre ambas orillas.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_03
No está en venta
_
Náutico - Donostia

El edificio del Real Club Náutico de San Sebastián nos recuerda a un barco varado en la orilla. Inaugurado en 1929 y diseñado por los arquitectos José Manuel Aizpurua y Labayen, está lleno de historia y ha sido objeto de meticulosos estudios desde su construcción hasta la actualidad, otorgándole recientemente la categoría de monumento artístico, pues está considerado una joya de la arquitectura racionalista a nivel mundial. Aizpurua nació en Donostia, donde también encontraría su muerte, fusilado durante la guerra civil en 1936.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_04
_
Bahía de la Concha - Donostia

Donostia es una ciudad de cine, y no sólo por su prestigioso festival, sino también por el singular escenario natural que la rodea. La bahía de la Concha, con su dorada playa, su isla Santa Clara, y los dos montes que la custodian, Urgul e Igeldo, que sirven además para enmarcar a todo este mágico conjunto, tiene su contrapunto en una capital elegante y pensada para disfrutar. Ya en el año 1845, la Reina Isabel II eligió “La Bella Easo” para pasar el verano y disfrutar de los saludables baños de mar.


Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_05_ByN
Ref: pa_gi_05
_
Peine de los vientos - Donostia

Highslide JS
Versión en blanco y negro
Ref: pa_gi_05_ByN
A los pies del monte Igeldo se encuentra el Peine de los Vientos (1973), un conjunto de tres esculturas de hierro oxidado retorciéndose entre la tierra y el mar. Pero la idea de esta moderna y ya emblemática obra del escultor vasco Eduardo Chillida, en colaboración con el músico contemporáneo Luis de Pablo, iba más allá de una simple escultura: “El agua, en los días de mar gruesa y debido a la fuerza con la que entraría en el subsuelo, produciría una presión en el aire tal, que al salir por cada uno de los siete orificios realizados en el paseo, lo hicieran con los sonidos correspondientes a las siete notas musicales”

Vuele a este lugar con GoogleEarth   Más información >>
Ref: pa_gi_77
_
Viñedos de Txakoli - Getaria

aaaaaaaaaa

Ref: pa_gi_79
_
Oleaje en el Paseo Nuevo - Donostia

Durante los temporales que se gestan en alta mar, muchos cientos de kilómetros al norte, la furia del mar se deja notar en la ciudad. Aquí, en el extremo occidental del Paseo Nuevo de Donostia, junto al Aquarium, las olas suelen ofrecer este espectáculo todos los años con mayor o menor frecuencia. El Paseo Nuevo bordea el monte Urgull y fue inaugurado en 1916. Y  además de por sus vistas al mar cantábrico y a la costa gipuzkoana, es conocido por la espectacularidad de las olas rompiendo durante los temporales.

Ref: pa_gi_85
_
Náutico - Donostia

El mirador del náutico, junto a la pasarela de madera, ofrece una vista de la bahía excepcional y prácticamente desde el mismo centro de la ciudad. Se encuentra junto al muelle que separa el puerto de la playa. Este mirador ha sido restaurado hace poco tiempo y ahora es más que nunca una terraza a la bahía.
Según recogía la memoria del proyecto: “ La superficie de madera hará la función de «una pequeña playa urbana, un lugar de descanso y un mirador a la bahía», El mirador tendrá en planta una forma triangular y estará delimitado por una barandilla de cristal de seguridad de 13 milímetros de espesor”.
“También mantiene un tramo de escaleras para permitir el acceso a la arena en marea baja. La superficie de la terraza contará con iluminación empotrada que señalizará, sin deslumbrar, los diferentes escalones, así como el borde suspendido sobre el agua”.

Ref: pa_gi_84
_
Náutico - Donostia

El mirador del náutico, junto a la pasarela de madera, ofrece una vista de la bahía excepcional y prácticamente desde el mismo centro de la ciudad. Se encuentra junto al muelle que separa el puerto de la playa. Este mirador ha sido restaurado hace poco tiempo y ahora es más que nunca una terraza a la bahía.
Según recogía la memoria del proyecto: “ La superficie de madera hará la función de «una pequeña playa urbana, un lugar de descanso y un mirador a la bahía», El mirador tendrá en planta una forma triangular y estará delimitado por una barandilla de cristal de seguridad de 13 milímetros de espesor”.
“También mantiene un tramo de escaleras para permitir el acceso a la arena en marea baja. La superficie de la terraza contará con iluminación empotrada que señalizará, sin deslumbrar, los diferentes escalones, así como el borde suspendido sobre el agua”.

Ref: pa_gi_80_ByN
_
Construcción vacía de Oteiza - Donostia

La escultura "Construcción vacía" de Oteiza fue premiada en la Bienal de Sao Pao Paulo en el año 1957, fue instalada en el Paseo nuevo de San Sebastián en 2002.
Jorge Oteiza Enbil (Orio 1908-Donostia 2003 ) fue uno de los escultores más revolucionarios de su tiempo, destacando sus aportaciones en el campo de la escultura, centradas principalmente en la década de 1950. Entre sus obras destacan sus estatuas para el santuario de Aranzazu. La obra, fabricada de acero “cortén” y con un peso de 23 toneladas, es una ampliación de una obra anterior cuyo título completo es "Construcción vacía con cuatro unidades planas positivo-negativo"

Si no ve completamente la foto en su pantalla arrastre la ventana con el ratón
>